¿Viajando al extranjero? Usa una casa de cambio en lugar de tarjetas de crédito

Tabla de contenidos

Otros artículos de interés

Viajar al extranjero es una experiencia emocionante, pero es importante planificar bien antes de emprender tu aventura. Una de las principales preocupaciones es cómo vas a pagar tus gastos mientras estás en el extranjero. Muchas personas eligen usar tarjetas de crédito, pero en realidad una casa de cambio puede ser una mejor opción .

La primera razón por la que una Casa de cambio es una opción más inteligente que una tarjeta de crédito en el tipo de cambio.

Cuando utiliza una tarjeta de crédito en un país extranjero, generalmente se le cobra una tasa de cambio fija desfavorable y sin posibilidad de negociar impuestos con las compañías de tarjetas de crédito. Esto significa que pagará más que los gastos reales. En una casa de cambio, puede cambiar su moneda por adelantado y obtener una tasa de cambio mucho más favorable haciendo una buena negociación en el centro cambiario.

Además, los impuestos e intereses que se cobran en las tarjetas de crédito internacionales suelen ser muy elevados. Si no paga el saldo de su tarjeta de inmediato, podría acumular una gran cantidad de deuda debido a las tasas de interés. En una casa de cambio, puede comprar la moneda del país que está visitando en efectivo y evitar estas tarifas adicionales.

Viajando al extranjero

Otra ventaja de usar un intercambio

Es que tiene un mejor control sobre sus gastos. Con una tarjeta de crédito, es fácil gastar de más, especialmente cuando se encuentra en un entorno nuevo y emocionante. Cuando cambias dinero en una oficina de cambio, sabes exactamente cuánto dinero tienes y cuánto puedes gastar. Esto ayuda a mantener sus gastos bajo control y evita la sorpresa de una factura de tarjeta de crédito sorprendentemente alta.

Finalmente, las casas de cambio suelen tener tarifas más bajas y no cobran intereses e impuestos, por lo que tienen mejores tasas que los bancos para transacciones en moneda extranjera. Esto significa que ahorrará dinero al cambiar su moneda en una oficina de cambio en lugar de un banco.
En resumen, una Casa de cambio es una opción mucho mejor que una tarjeta de crédito para viajes internacionales. Con tipos de cambio más favorables, tarifas más bajas y mejor control de costos, podrá aprovechar al máximo su viaje sin preocuparse por la factura de su tarjeta de crédito. Por lo tanto, considere visitar una casa de cambio antes de su próximo viaje y disfrute de todos los beneficios que ofrece.